Flores de Bach para los niños, ayúdalos a estar sanos y felices naturalmente

  • Durante el crecimiento, los niños experimentan una serie de emociones, que están vinculadas a ciertos cambios o aprendizajes; por ejemplo, ingresar a la escuela o adquirir determinado hábito; estas situaciones les ocasionan reacciones y comportamientos como: irritabilidad, miedo, falta de adaptación, nerviosismo, aislamiento, entre otros, que en algunos casos son desmedidos y recurrentes. Como resultado, el niño se torna agresivo, aislado, desconcentrado...
  • Algunos especialistas recomiendan recurrir al uso de fármacos, los cuales pueden traer contraindicaciones y efectos adversos. Sin embargo, superar estos comportamientos, para que el niño recupere su alegría, entusiasmo y vitalidad natural no significa inhibir el normal desenvolvimiento del infante, ni recurrir a medicamentos agresivos. ¡Prueba Flores de Bach para niños! Estas esencias naturales le ayudarán a tu hijo/a a tener más tranquilidad, seguridad, atención y mostrar la alegría e inocencia habitual; las esencias de Bach son un producto natural, que no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios, tampoco genera ningún tipo de dependencia o alteración y pueden ser tomadas por todos los niños sin problema, incluso si consumen otros medicamentos.
  • Acá te dejamos varias de las esencias más recomendadas para los más pequeños:
  • Holly: Para niños agresivos, celosos, que están constantemente enfadados o a la defensiva; también para cuando sienten envidia. Les ayuda a ser más calmados y actuar más naturalmente.
  • Honey suckle: Para niños con problemas para adaptarse a cambios. Por ejemplo, cuando los pequeños no se acondicionan a la escuela, o en situaciones que generan cambios en el entorno familiar, que les afecta. Esta esencia les ayudará a aceptar y adaptarse a nuevos escenarios.
  • Impatiens: Para infantes impacientes, inquietos, irritables. Promueve a los niños a estar más tranquilos y amables.
  • Clematis: Especial para niños con déficit atencional e hiperactivos. Sufren de falta de memoria y problemas de concentración. También para aquellos a los que les gusta estar solos y son muy soñadores. Esta esencia motivará la concentración en una tarea, estimula atención y les ayudará a estar más relajados.
  • Chestnut Bud: Olvidadizos y con mala memoria. No aprenden de sus errores y, en algunos casos, sufren falta de concentración. Esta esencia les animará a fijar más su atención en los detalles y a la retentiva, pero sobre todo ayudará a que aprendan de sus errores, para que no los repitan.
  • Rock Rose: Para niños con ansiedad extrema, que sufren pesadillas nocturnas, ansiedad en la noche, ataques de pánico y miedos: esta esencia les ayuda a relajarse y conciliar el sueño. Les brinda seguridad y calma para afrontar estos miedos.
  • Sclerantus. Para niños que cambian su estado emocional abruptamente. Pasan de la risa al llanto repentinamente, son caprichosos, a veces sufren de falta de concentración. Les ayuda a relajarse, mantenerse estables y equilibrados y concentrarse mejor.
  • Rock Water: Para niños muy perfeccionistas y exigentes consigo mismos, que se enojan si una tarea no les sale bien. Motivará a que sean más comprensivos consigo mismos y afables.