¿Cómo funcionan las Sales de Schussler?

  • El cuerpo humano está formado por células o productos secretados por células. Dentro de cada una de estas unidades, existen diversos elementos que la constituyen como agua y sales minerales; estas sustancias entran y salen de la membrana celular en forma de partículas, por un proceso llamado filtración. Si se toma en cuenta que el 60% del organismo está constituido por agua y un 10% por sales minerales, entonces se puede decir que el ser humano está formado de agua y sales.
  • El agua es la molécula más abundante del organismo, distribuida en medios inter e intra celulares como la sangre, el tejido óseo, las células cerebrales, entre otros. Las propiedades del agua permiten el adecuado funcionamiento del cuerpo humano. Debido a distintos procesos y propiedades que se efectúan en el cuerpo humano, el agua pierde su capacidad de atraer las sales o mantenerlas en un correcto equilibrio, por lo que los cambios o ausencias de ciertas sales en el cuerpo humano ocasionan enfermedades.
  • Las sales son componentes importantes dentro del bueno funcionamiento del cuerpo, pues no existe un hueso sin calcio, sangre sin hierro o saliva sin cloruro de potasio.
  • La terapia de Sales de Schussler utiliza dosis mínimas de minerales y elementos esenciales que son absorbidos por las células para recuperar el equilibrio del cuerpo y, consecuentemente, la salud. Las sales no tienen contraindicaciones para el organismo, pero es importante que este tratamiento sea recomendado por un profesional de la salud, de acuerdo al estado de cada paciente y su historia clínica.
  • Este artículo está basado en documentos publicados por la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE BIOQUÍMICA SCHÜSSLER.