6 CONSEJOS PARA REDUCIR LA ANSIEDAD

  • La ansiedad es un estado emocional que se caracteriza por sentimientos de angustia, miedo y desesperación. Las personas afectadas por este estado sienten temor por situaciones que no pueden predecir, o están fuera de su control. Aunque la ansiedad es un mecanismo defensivo natural del ser humano ante situaciones que se consideran peligrosas, si se presenta de manera inesperada, descontrolada o sin causa aparente, puede transformarse en un problema emocional y desencadenar en malestares físicos.
  • Existen diversas alternativas naturales para tratar la ansiedad con el fin de lograr equilibro natural y bienestar. Además, algunas recomendaciones pueden ayudar a personas que sufren este problema a mantener el equilibrio emocional y bienestar. Entre los consejos más eficaces para reducir la ansiedad están:
  • Haz ejercicio. Estudios publicados por la Centro Nacional de Información de Biotecnología en Estados Unidos mostraron beneficios de la actividad física para liberar el estrés y otras tensiones. Además, el deporte ayudará a relajar tus músculos.
  • Realiza actividades que te gusten. Leer, cocinar, salir al cine, pintar, escuchar música, las posibilidades son infinitas. Escoge la que más te gusta y disfrútala, de esta manera podrás relajarte y eliminar sentimientos negativos.
  • Acepta lo que está pasando y perdona tus errores. Identifica los problemas o situaciones que te provocan ansiedad, pero en lugar de sentir culpa o lamentarte por lo que ocurre busca soluciones. Reconoce tus errores, aprende de ellos y sigue adelante. Supera tus miedos.
  • Practica técnicas de relajación. Respirar lenta y profundamente, mantener la mente en blanco, practicar yoga son varias de las alternativas de relajación que te ayudarán a reducir la ansiedad.
  • Habla sobre tus emociones. Expresar tus miedos, emociones y situaciones complejas te ayudará a liberarte. Cuando evitas hablar de lo que sientes guardas sentimientos que en determinado momento estallan de manera negativa con furia desmedida, ataques de ansiedad, etc. Además, el esfuerzo por contener emociones
  • Mejora tus hábitos. Duerme lo suficiente y come sano. Descansar en horas y durante un tiempo adecuado permitirá que tu cuerpo esté más relajado y con menos cansancio. La cafeína y el alcohol no son los mejores aliados cuando se trata de problemas emocionales, pues son bebidas estimulantes para el organismo.